Durante los seis primeros meses del 2016 se ha elevado en un 8,6% el número de accidentes laborales con respecto al mismo periodo de 2015. Muchos de estos accidentes se podrían haber evitado si se hubieran utilizado los Equipos de protección individual adecuados.

Por esta razón, dedicaremos el post de hoy en ‘Construye Hilti’ a conocer más a fondo los EPIS, es decir, cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por un trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o salud.

Los EPIS deben utilizarse siempre que existan riesgos que no puedan evitarse o limitarse mediante medidas de protección colectivas o procesos de organización del trabajo.

La responsabilidad de su uso corresponde tanto a empresarios como a trabajadores:

El empresario debe conocer los riesgos que existen en su negocio y tiene que proporcionar a sus trabajadores todas las protecciones que mejor se adapten a esos riesgos. Además, debe velar porque los trabajadores los usen.

Por otro lado, los trabajadores deben utilizar y cuidar de manera correcta los equipos de protección facilitados, de acuerdo con las instrucciones recibidas. Además, debe informar de inmediato a su superior jerárquico directo de cualquier defecto, anomalía o daño del equipo de protección que pueda ocasionar la perdida de eficacia protectora.

TIPOS DE PROTECCIONES

  • Los sistemas de PROTECCIÓN OCULAR Y FACIAL protegen ojos, cara y alguna parte de la cabeza. Estos sistemas prestan especial cuidado en la protección frente a impactos, radiaciones de más de 0,1 nm, polvo, gotas, salpicaduras o cualquier combinación de riesgos.
  • El principal objetivo de los SISTEMAS DE PROTECCIÓN DE LA CABEZA es proteger la cabeza de peligros y golpes mecánicos. Un buen casco de seguridad debe tener un armazón resistente a la deformación y perforación. Su arnés debe dejar una separación de 40 a 50 mm entre su parte superior y el armazón, además de una banda de cabeza ajustable que garantice su adaptación.
  • Dentro de los sistemas de PROTECCIÓN AUDITIVA se pueden diferenciar dos tipos: los sistemas de protección auditivos pasivos, como las orejeras o tapones diseñados para dar respuesta acústica, y los protectores no pasivos, aquellos que incorporan algún sistema electrónico o elemento mecánico para proteger. En todos ellos, la atenuación acústica dependerá del espectro en frecuencia del ruido existente.
  • Los sistemas de PROTECCIÓN RESPIRATORIA tienen el objetivo de proteger las vías respiratorias dependientes del medio ambiente. Se deben emplear en ambientes que contengan, como mínimo, un 17% en volumen de oxígeno y en ambientes contaminados.
  • PROTECCIÓN DE PIES Y PIERNAS para salvaguardar las extremidades inferiores de los trabajadores ante posibles accidentes. Estos daños pueden estar causados por acciones exteriores como caídas de objetos, pisadas sobre objetos punzantes o cortantes, líquidos agresivos o sustancias radiactivas.
  • La PROTECCIÓN CONTRA CAIDAS tiene el objetivo de conseguir la parada segura del trabajador que cae. Debe garantizarse su mantenimiento en suspensión y sin daño hasta la llegada de auxilio.
  • ROPA Y GUANTES para la protección del cuerpo. Suele realizarse mediante pantalones, camisas o cualquier prenda que cubra el cuerpo con el propósito de proteger frente a cualquier riesgo.

Te recomendamos que no hagas caso omiso y utilices los equipos de protección individual por tu propia seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *