Durante la evolución en la construcción Naval, la segmentación interior de los buques se ha efectuado en diferentes materiales, pero principalmente dos: Madera y Planchas de Metal.

Esta segmentación longitudinal o transversal, se realiza a través de los que se conoce como “mamparos”.

USS South Dakota (BB-57) – 19-N-28532

La disposición o distribución de los mamparos depende principalmente de la tipología de buque (Pasajes, Mercantes, Cargueros, Guerra, etc.). El mayor problema derivado del uso de la madera era el desgaste o deterioro producido como consecuencia de la escasa resistencia a la tracción y compresión de la misma.

Es por este motivo, que el material más utilizado hoy día en la construcción naval sea el acero, dejando cada vez más en desuso la madera.

La búsqueda de sistemas que permitan las instalaciones de los diferentes sistemas auxiliares de un buque sobre el acero, ha ido evolucionando dando paso a sistemas cada vez más ventajosos.

Para la fijación de las diferentes instalaciones en los mamparos podemos encontrar, en orden evolutivo, tres soluciones principales:

  • Soldadura.
  • Adhesivos Químicos.
  • Fijación Directa.

La soldadura es de los tres, el sistema más antiguo. Se trata de uno de los primeros sistemas que permitió la colocación de los diferentes equipos auxiliares en los mamparos del buque. El mayor inconveniente en su uso, es la necesidad de trabajos auxiliares como por ejemplo el repintado, o la deformación producida por el calor aplicado durante su ejecución.

Con el objetivo de buscar una alternativa que evitara los inconvenientes de la soldadura, surgió la fijación de sistemas a través de adhesivos químicos. El mayor inconveniente de su uso como en la mayoría de los productos químicos, es la generación de gases en muchas ocasiones tóxicos. Otro inconveniente es un mayor tiempo de instalación debido a la necesidad de curado del adhesivo.

Como alternativa y buscando solucionar los inconvenientes surgidos de las dos anteriores soluciones, surge el sistema de fijación directa.

Los sistemas de Fijación Directa permiten la fijación entre elementos metálicos de una manera rápida y sencilla, sin necesidad de trabajos adicionales.

Dentro de los sistemas de Fijación Directa sobre acero, podemos encontrar diferentes soluciones.

HILTI puede ofrecer a día de hoy soluciones únicas con homologaciones para su uso en el sector naval y offshore. Los pernos; X-BT y S-BT.

Ambas soluciones evitan los problemas derivados de la soldadura (ej. Necesidad de repintado) y los adhesivos químicos (ej. emisión gases tóxicos)

Tanto la instalación del perno X-BT como la instalación de la gama S-BT son de sencilla ejecución y al no necesitar trabajos posteriores, evitan las interferencias de los diferentes gremios durante la construcción de un buque.

La construcción naval ha evolucionado haciéndose uso de diferentes materiales, nuevos sistemas de propulsión, nuevos sistemas auxiliares, etc.

El uso de estos nuevos sistemas de Fijación Directa, marcaran el diferencial gracias al ahorro final tanto en tiempo como en costes, haciendo cada vez más competitiva la fabricación de buques.

Artículo realizado por:

David Lorente, International Business Developer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *