En el artículo «Por qué debería preocuparme el polvo» aprendimos sobre las propiedades potencialmente peligrosas del polvo y sus efectos sobre la salud, la seguridad y la productividad. Veamos ahora lo que podemos hacer para reducir la exposición al polvo.

Existe una exposición máxima permitida a determinados tipos de polvo que determina lo que es considerado seguro por ley. Los empleados deben valorar si la exposición al polvo en el lugar de trabajo se encuentra por debajo de esos límites mediante una evaluación de riesgos.

Tomando como base esta evaluación de riesgos, se formulan acciones preventivas. Aplicar el instrumento de prevención STOP puede ayudar a proteger contra los riesgos del polvo.

La exposición al polvo está muy regulada

Puesto que algunas partículas de polvo pueden ser perjudiciales, las autoridades nacionales han establecido los denominados límites de exposición profesional (LEP). Estos valores son límites máximos que definen la concentración aceptable de polvo peligroso en el lugar de trabajo, tomando como base un promedio ponderado en el tiempo en una jornada laboral de 8 horas. Existen valores LEP para tipos de polvo específicos y en función de su peligro.

Por ejemplo, si usted trabaja con material que contenga sílice, lo más probable es que el polvo que se libera mientras se procesa el material (p. ej. mediante perforación, cincelado, serrado o trituración) contenga polvo de sílice cristalina respirable (SCR).

Estas partículas pueden ser especialmente peligrosas, ya que pueden penetrar profundamente dentro del pulmón y alcanzar los alveolos, donde una sobreexposición podría provocar daños en el sistema de oxígeno. En el peor de los casos esto podría resultar en la enfermedad llamada silicosis, que actualmente es incurable.

Puesto que los efectos negativos sobre la salud del polvo peligroso pueden ser gravísimos, se establecen valores LEP para proteger a los trabajadores. Los valores LEP varían dentro de la Unión Europea. Algunos países han implantado normativas más estrictas. La siguiente gráfica muestra diferentes valores LEP nacionales.

¿Tienes una idea de lo que significan estos valores límite en la práctica? La verdad es que es una cantidad diminuta; como una pizquita de sal.

¿Cómo puedo saber si estoy por debajo de los límites de exposición?

Un modo fiable de saber si existen riesgos derivados del polvo en su espacio de trabajo es realizando mediciones sistemáticamente. Las partículas de polvo pueden medirse utilizando equipos de específicos muestreo. La Agencia Ejecutiva Británica para la Seguridad y la Salud  ha publicado varios muestrarios adecuados para esta tarea.

Puede ser exigente que los empleados realicen controles del aire.

Otra posibilidad es recurrir a mediciones e informes de investigación previos. Las partes que publican este tipo de datos pueden ser fabricantes de herramientas, proveedores de materias primas u organizaciones de investigación.

La asociación alemana de profesionales de la construcción, BG Bau, proporciona datos de medición basados en tareas como ayuda para la evaluación. De manera similar, la Administración de Seguridad y Salud ocupacional, OSHA, con sede en EE. UU, ha publicado la tabla 1, que consiste en una lista de 18 soluciones de productos y controles recomendados, reflejando los trabajos de construcción en los que habitualmente se genera sílice y los métodos de control correspondientes que la OSHA ha determinado que son efectivos.

Una vez conozca la exposición al polvo en su lugar de trabajo, la evaluación de riesgos es su herramienta de procesos para definir medidas de protección apropiadas.

Algunos consejos generales para la evaluación de riesgos

La evaluación de riesgos es el proceso de valorar los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores derivados de los peligros en el lugar de trabajo y definir las medidas preventivas o de protección que se toman o deberían tomarse para controlar los riesgos.

Pasos generales para la evaluación de riesgos conforme a OSHA UE son:

  • Paso 1. Recopilación de información
  • Paso 2. Identificación de riesgos
  • Paso 3. Evaluación de los riesgos derivados de los peligros
  • Paso 4. Planificación de medidas para eliminar riesgos
  • Paso 5. Documentar la evaluación de riesgos

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, EU-OSHA, facilita muchos recursos para ayudar a las empresas a realizar evaluaciones de riesgos. Tomando como base el material de SUVA (una aseguradora pública suiza), presentamos aquí algunas directrices para evaluar riesgos para la salud al trabajar con polvo:

  1. ¿Ha aclarado exhaustivamente si hay lugares de trabajo en su empresa donde exista exposición a polvo peligroso?
  2. ¿Es consciente de los peligros del polvo que se genera?
  3. ¿Es consciente de las concentraciones de polvo en las distintas situaciones en los lugares de trabajo?
  4. ¿Se cumplen los valores de los límites de exposición profesional (LEP) en el lugar de trabajo?
    Superar los valores límite significa que se tienen que tomar medidas de protección.

Para afrontar el riesgo de la exposición al polvo, aplicamos el principio STOP. Este principio es conforme con la metodología de prevención de las principales instituciones y autoridades europeas. ¡Por cierto, este es también el principio que utiliza Hilti al formar a los clientes en salud y seguridad!

Principio STOP como guía para controlar el polvo

El nombre STOP define la secuencia para controlar el riesgo. Esto es lo que significa concretamente:

La Sustitución es la eliminación del riesgo utilizando alternativas más seguras. De este modo se evita la causa principal de los riesgos.

Las medidas Técnicas son las máquinas, herramientas o tecnologías para reducir el polvo en el aire, para minimizar los efectos perjudiciales del polvo para las personas.

Las medidas Organizativas son posibles gracias a distintos métodos de trabajo y mejoras en la organización del mismo.

Cuando los riesgos persisten, son necesarias medidas de protección Personal. ¡El usuario está expuesto a este riesgo y sin estas medidas de protección pueden existir peligros para la salud! Por este motivo es necesario EPI (equipo de protección individual) para cubrir los riesgos residuales.

Una vez comprendido el principio STOP, ya podemos ponerlo en práctica. Veamos cuál es el consejo práctico para controlar la exposición al polvo en el lugar de trabajo.

Consejo práctico para controlar el polvo – principio STOP en acción

En este artículo hemos compartido información básica acerca de cómo controlar la exposición al polvo.

Desde mediados de los 90, Hilti se dedica a ofrecer soluciones para la eliminación del polvo en el sector de la construcción. Nuestro siguiente artículo «Cómo puede ayudar Hilti a controlar el polvo» explica cómo se desarrollan nuestros sistemas de eliminación de polvo y por qué son únicos.

Además, en Hilti ponemos a disposición de nuestros clientes además de Formaciones de protección contra el polvo, otras Formaciones en Seguridad y Salud, para aprender a prevenir riesgos y accidentes relacionados con el uso de herramientas profesionales en obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *